LAS PARTES DE UN VEHÍCULO

Para facilitar la comprensión de las explicaciones que se dan a menudo en otras entradas, vale la pena hacer mención de las partes más importantes de los vehículos, especialmente de aquellos elementos estructurales o de revestimiento sobre los que los bomberos trabajamos más habitualmente con el fin de obtener espacios amplios de rescate.

Así definiremos las distintas partes de un vehículo:

- Montantes (o columnas): Son los elementos estructurales que unen el techo con el resto de la carrocería. Se denominan con una letra por orden alfabético, empezando por la parte delantera y el lado del vehículo en que se encuentran, en función del sentido de la marcha. La mayoría de turismos disponen de montantes A, B y C, aunque los modelos familiares también disponen de montante D. Los autobuses suelen tener algunos más.

- Travesaños: Son elementos estructurales horizontales (longitudinales o transversales) y que, juntamente con los montantes, conforman el habitáculo del vehículo. Los travesaños longitudinales inferiores también se denominan taloneras, y son fundamentales en la maniobra de ampliación de habitáculo para liberar víctimas atrapadas.

- Puertas y portón posterior: Son las vías de acceso de personas y carga de equipaje, que se articulan con el resto de la carrocería gracias a las bisagras. En el caso de las puertas, las bisagras trabajan verticalmente y se articulan con los montantes. Las bisagras del portón trabajan horizontalmente y se articulan con el travesaño transversal posterior del techo.
Debido a su ubicación y el espacio que proporciona, el portón posterior es el lugar ideal y preferente de extracción de las víctimas.

- Bandeja posterior: Es la estructura horizontal ubicada detrás de los asientos posteriores. En los coches tipo berlina (sin portón), suele ser metálica y fija, mientras que en los modelos con portón posterior suele ser de fibra o plástico y extraíble.

- Capó: Es el elemento de recubrimiento del compartimento motor. No es estructural y tiene una gran función silenciadora. Sobre él se ejecuta la maniobra de ampliación de habitáculo por tracción del volante.


- Parachoques: son elementos no estructurales del vehículo, generalmente de plástico o fibra, que tienen por objetivo proteger al coche de pequeños golpes o rozaduras.